La región de mesetas que baja desde la zona andina hacia el mar generan un contrate entre las mesetas basálticas altas, al sur del territorio; con las mesetas bajas escalonadas que descienden progresivamente en altura, hasta su contacto con el mar.

El mayor exponente de las mesetas basálticas altas en la provincia es la denominada Somuncura, del mapugundun (lengua originaria) "piedra que suena o habla". Es una formación que mide entre 13.000 y 15.000 km2, y representa uno de los más importantes reservorios de recursos hídricos subterráneos del continente. En la superficie presenta varios cañadones por donde bajan los arroyos que forman lagunas temporarias y arcillosas entre conos volcánicos, sierras, cerros (Cero Corona 1.900msnm).

La riqueza paleontológica hallada en la meseta demuestra que en el pasado fue varias veces cubierta por el mar. Actualmente es el área de mayor interés biológico y preserva especies y subespecies endémicas vegetales y animales, algunas en peligro de extinción como la mojarra desnuda. Por este carácter relevante la Meseta de Somuncura es un Área Natural Protegida que se comparte con la provincia de Chubut.

La vegetación predominante en toda la región de mesetas se caracteriza por arbustos bajos y matas de pastos duros, los arbustos llamados "jarillas" predominan en el territorio provincial y que dejan entre sí considerables extensiones de su suelo desnudo. Esta geografía abarca la mayor extensión en el territorio provincial.