Con la participación de distintas bodegas, Río Negro dijo presente en la 14° edición la Expo Delicatessen & Vinos, un encuentro de bebidas y alimentos gourmet que se llevó a cabo en Córdoba del 21 al 24 de octubre.

A través de un stand propio, la Provincia ofreció al público una amplia degustación y venta de bebidas de 11 bodegas y dos cooperativas, con el objetivo de posicionar a la producción del territorio tanto en Córdoba como en el resto del país, así como también estrechar relaciones con distintas instituciones vitivinícolas de Argentina.

La presencia rionegrina, que estuvo organizada por la Agencia de Desarrollo Económico CREAR, con el acompañamiento de los Ministerios de Turismo y Deporte; y de Producción y Agroindustria, tuvo un balance sumamente positivo ya que se trató del espacio que más ventas realizó y también por la importante concurrencia del público que se acercó al espacio.

00060198
En este sentido, el sommelier Hugo Silva, representante de la Provincia en el evento, sostuvo que “la participación fue un éxito, nuestro stand fue el más visitado y además fue el que ofreció mayor diversidad de productos. Durante los cuatro días que duró la Expo tuvimos gente constantemente, nos la pasamos asesorando, explicando y comercializando”.

Por otra parte, Silva, quien estuvo acompañado en el stand por sus pares Dario Lebián, Mariano Stantero, Julio Luján y Nicolás Ochoa, agregó que “a la gente le gustaba lo que probaba y se destacaron ampliamente las sidras, los espumantes, los pinot, los merlot, los reserva, los rosados y los blancos dulces, lo que nos deja sumamente satisfechos”.

Cabe destacar que los establecimientos rionegrinos que estuvieron presentes fueron Canale, Agrestis, Aniello, Favreto, Flor del Prado, Troneli, Miras, Trina, Kilómetro 1120, Chacra Moschini, Gerome Marteau y las Cooperativas de Río Colorado y La Delicia
00060198

Río Negro y la vitivinicultura

A través de los Caminos del Vino la provincia promociona la principal producción del Alto Valle y Valle Medio, con una propuesta turística que consiste en la visita por distintos establecimientos que van desde bodegas antiguas con larga tradición familiar, hasta algunas más jóvenes que aplican en sus procesos de elaboración tecnología de vanguardia.

Aquellos que decidan vivir esta experiencia en contacto directo con la naturaleza podrán elegir entre visitas guiadas por las instalaciones y viñedos, hasta catas y degustaciones de comida regional que se entrelazan con paisajes ribereños y alamedas de chacras frutales.