En toda la provincia

Voluntarios continúan acompañando emocionalmente a las personas mayores

Un grupo de voluntarios y voluntarias de Río Negro atiende y asiste a personas mayores que se encuentran solas, y que estén atravesando alguna situación de miedo, angustia o tristeza a causa de la pandemia.

El grupo, que está conformado por varias organizaciones civiles de ayuda y el Programa de Acompañamiento de Personas Adultas Mayores del Ministerio de Desarrollo Humano, atiende diversas cuestiones relacionadas con el aislamiento, como por ejemplo las referidas al miedo a enfermar o a morir; a quedar socialmente excluidas; a perder a sus seres queridos o estar separadas de los ellos, entre otras.

María Fernanda Lillia, operadora voluntaria, explicó que “lo más llamativo es la necesidad de tener a otras personas escuchando del otro lado; la alegría con que esperan nuestra llamada y ser testigo de sus mejoras personales. Uno siente que los acompaña para que estén cada día mejor", aseguró.

“Siempre traté de ayudar al prójimo y cuando me enteré, en plena pandemia de esta posibilidad, no lo dudé. Mi tarea es contestar los llamados y escuchar los motivos que llevan a las personas mayores a solicitar ayuda", dijo.

Además, indicó que "estas acciones son sanadoras para el alma; no solo para quien recibe la llamada, también lo es para nosotros, los voluntarios. Las personas con las que hablo ya forman parte de mi vida cotidiana y me permiten sentir la satisfacción de colaborar con mi granito de arena".

Cómo solicitar acompañamiento

Las personas interesadas pueden comunicarse con el programa mediante el al 0800 CUIDARNOS (0800-333-0167), o dejando un mensaje al teléfono celular 2920608447.

Mediante este llamado, son consultadas sobre si viven solas o con alguien de su mismo grupo etario. Si la respuesta es positiva, se acuerda los mejores días y horarios para recibir la llamada, que en principio es de dos veces por semana, 10 minutos cada una.