La técnica y habilidad del judo internacional fue la protagonista del fin de semana barilochense

En San Carlos de Bariloche se desarrolló el Abierto Panamericano que otorgó puntos para el ranking olímpico y tuvo a más de 100 atletas en competencia.

Los seleccionados argentinos cosecharon 12 medallas (una de oro, tres de plata y ocho de bronce) lo que llevó al país a ubicarse en el tercer lugar del podio por detrás de Brasil y Ecuador.
El secretario de Deporte y entrenador nacional, Diego Rosati, aseguró que "recibir un evento de este nivel en nuestra provincia es un gran orgullo y que más de 100 judocas de distintas partes del mundo se acerquen a Bariloche es una satisfacción enorme". “Queremos que esto continúe y sean otras disciplinas las que nos elijan como escenario porque estamos preparados para albergarlas", agregó Rosati.

“Nos infla el pecho ver a seis rionegrinos vistiendo la celeste y blanca y luchando con pasión por llevarla a lo más alto en estas competencias, tal y como lo hacen todos los deportistas de nuestra provincia que gozan de ese privilegio de representar al país", concluyó.

Los seis rionegrinos que participaron del evento fueron los viedmenses Rodrigo Jara, Ludmila Pisciotto y Sabina Serrano y los cincosaltenses Habib Baduy, Juan Paniccia y Santiago Grivel. Todos ellos, a excepción de Grivel que se ubicó séptimo y Serrano que debió abandonar en la primera lucha por una lesión, lograron el quinto puesto.

El evento organizado por el Gobierno de Río Negro junto a la Federación Internacional y las Confederaciones Argentina y Panamericana de judo, mostró un espectáculo de gran nivel deportivo en una ciudad que está acostumbrada a eso.

Compartí la Publicación