El Plan Castello nos ayuda a seguir haciendo historia

El Plan Castello apareció como un nueva página en el libro de los rionegrinos, y esta, no es una afirmación que esconda un deseo: es un anhelo que comienza a hacerse realidad.

El moderno plan de infraestructura provincial hace posible que sigamos reafirmando nuestra acertada decision al poder confirmar hoy que  el IPROSS tendrá nuevo edificio en Viedma que cuenta de $ 120.000.000.

El visible y alarmante estado de deterioro de los edificios públicos fue una de las grandes preocupaciones que asaltaron a la gestión de Gobierno al momento de la asunción de Weretilneck. Poco a poco se intentó ir normalizando la situación y se abordaron los casos más urgentes; pero la demanda de inversión en infraestructura luego de años de desidia y abandono en todas las áreas del Estado provincial, conllevó a diagramar en una iniciativa más contundente y abarcativa: El Plan Castello.

La obra social provincial brinda atención, prestaciones y coberturas a 158.000 afiliados en toda la provincia. El edificio de la sede central de la capital provincial presentaba falencias estructurales que amerizaban un desembolso de dinero que de no ser por el crédito en cuestión, el Estado provincial no hubiese podido afrontar.

Contar con un edificio en condiciones no solo va enriquecer y agilizar la experiencia de los afiliados, sino que permitirá  trabajar con mayor comodidad y confort a los empelados; jerarquizando la atención y optimizando la presentación de servicios,  tal como lo exige una provincia moderna y comprometida con su gente, como la que se está construyendo desde hace poco más de siete años.

La obra púbica en Río Negro es hoy sinónimo de  transparencia, competitividad y previsibilidad. La obra publica en Río Negro no se detiene. La obra publica en Río Negro existe, para que los rionegrinos vivamos mejor.