En unos 40 días se inaugura la primera obra del Plan Castello

Se trata de la obra del Brazo Sur, que permitirá tener más disponibilidad de agua para 20.000 hectáreas del Valle Medio. Las tareas ya se han ejecutado en un 85%.

 

Los trabajos de recuperación que se realizan en el brazo sur del río Negro con fondos del Plan Castello, se encuentran muy cerca de culminar. La obra permitirá aumentar y mejorar el caudal en aproximadamente unas 20.000 hectáreas sistematizadas bajo riego, es decir que impactará directamente en la producción y en la generación de empleo de la zona del Valle Medio.

El agua ya fluye como lo demandaron durante años autoridades locales y organizaciones de productores. A partir de esa necesidad, la obra que por sus altos costos era difícil financiar desde el presupuesto provincia, se logró disponer de fondos a partir de ser incluida en el Plan Castello.

El gobernador, Alberto Weretilneck, hoy miércoles recorrió la obra que está en un 85% de avance y se estima finalizar entre febrero y los primeros días de marzo. Lo acompañó el ministro de Obras y Servicios Públicos, Carlos Valeri; la ministra de Educación, Mónica Silva; el superintendente del DPA, Fernando Curetti y el legislador, Alejandro Tozzi, entre otras autoridades.

Los trabajos que se llevan a cabo, son estratégicos para el Valle Medio, ya que por diversos factores el caudal del río disminuido en el brazo sur, que es más extenso y tiene menor pendiente que el norte. Esta obra mejora la capacidad de conducción, profundizando el brazo y restituyendo su condición natural.

“Estamos a punto de finalizar la primera obra, a menos de un año del inicio del Plan Castello; obras que si no fueran por este Plan, no podrían haber sido posible y que tienen la importancia de estar dirigidas y orientadas a la producción, a la generación de empleo y al cuidado del ambiente, entre otros factores”, afirmó Valeri.

Entre los objetivos planteados, se encuentra potenciar los emprendimientos productivos para generar empleo, recuperar zonas improductivas y volver a ponerlas en valor, y mejorar notablemente la calidad ambiental de este cauce.

Desde el DPA se diseñó una obra que contó con trabajos de limpieza, excavación y ampliación del cauce. Esto permitirá aumentar el caudal del brazo sur, beneficiando directamente a las zonas productivas y localidades de Luis Beltrán, Pomona y Lamarque.

En esta primera etapa se trabaja en los primeros 9 kilómetros, que son los más importantes ya que corresponde al sector por donde entra el agua. En este sentido se mejorará notablemente la calidad ambiental del cauce de un total de 90 kilómetros.