La vacunación antigripal muestra resultados positivos en Río Negro

Tanto la bronqueolitis de los niños como las neumonías consecuencia de estados gripales son prevenibles con la vacunación.

La campaña de vacunación antigripal permitió que en el 2018 bajaran notablemente los casos de bronqueolitis y neumonía en la provincia. El trabajo de promoción de la vacunación realizado por el Ministerio de Salud derivó en que se viviera un invierno mejor controlado epidemiológicamente. 

En la provincia solo fue necesario estudiar la mitad de las muestras de pacientes con infecciones respiratorias agudas respecto del 2017.




La adhesión a la vacunación fue un factor determinante en esta realidad, ya que este año se evidenció un notorio crecimiento del número de vacunados, continuando así con la tendencia de las últimas campañas, lo que es muy importante para la prevención de este tipo de enfermedades.

Tanto la bronqueolitis de los niños como las neumonías consecuencia de estados gripales son prevenibles con la vacunación, principalmente en los sectores con riesgo.

Al igual que en todo el país, el predominio de la circulación corresponde al Virus Sincicial Respiratorio con el 66% de los casos, seguido de Influenza A (24,2%) y en menor cantidad de Influenza B (7,3%) y Parainfluenza (2,6%). 

En 2018 fueron estudiadas y notificadas para virus respiratorios alrededor de 500 muestras, resultando un 51,1% de casos positivos, teniendo en cuenta que la vigilancia de laboratorio se realiza exclusivamente en pacientes internados.

Así se desprende del trabajo de vigilancia epidemiológica de las Infecciones respiratorias agudas que permite detectar precozmente el ascenso estacional del número de casos en cualquier época del año y lugar del país, la identificación de los grupos poblacionales afectados y la frecuencia, distribución y características de los agentes etiológicos involucrados.

Algunos casos notificados de Influenza B con residencia en Río Negro, fueron internados en Provincia de Buenos Aires y no fueron considerados en este informe. 

No hubo circulación de otros virus que afectan el aparato respiratorio como en años anteriores. En el 2018, el Virus Influenza B comenzó a circular en la semana epidemiológica 29 mientras que Influenza A apareció tardíamente en la semana 32 continuando a la fecha. 

De todos los virus Influenza A notificados, casi la totalidad fueron subtipificados como la cepa H1N1. La distribución de los casos por localidad, mostró un predominio en la zona Atlántica como en años anteriores.

Hasta la semana epidemiológica Nº 43, de los casos registrados de pacientes fallecidos con Influenza A (H1N1), solo uno de ellos no presentaba factores de riesgo, el resto si (obesidad, cardiopatía, HIV y diabetes) y no se había vacunado. 

Las infecciones respiratorias agudas (IRAs) constituyen una importante causa de morbimortalidad, fundamentalmente entre los niños menores de cinco años y las personas mayores de 65 años, o que presentan ciertas condiciones que aumentan el riesgo para desarrollar complicaciones que pueden derivar en formas graves.

Todos los años se verifica un progresivo aumento de los casos de IRAs en la época invernal. Este aumento se asocia con un incremento en la demanda de atención, del número de hospitalizaciones y de la mortalidad por causas respiratorias.

Recomendaciones

Desde el Ministerio de Salud se recomienda, continuar todo el año, con la promoción de la vacunación antigripal en las poblaciones de riesgo, contribuyendo de ésta manera a disminuir la morbilidad y mortalidad. 

Las bronquiolitis causan el 70% de las internaciones pediátricas en la época invernal, por lo que deben tomarse todas las medidas preventivas como mantener la lactancia materna, no exponer a los niños al humo del cigarrillo, lavarles las manos con agua y jabón y mantener al bebé alejado de las personas con síntomas respiratorios. 

Se recomienda también protegerlos de las bajas temperaturas. Completar esquemas de vacunación regular en los niños menores de un año.