El "López Lima" de Roca revalidó su acreditación como "Hospital Amigo del Niño y de la Madre"

Tras una evaluación realizada por especialistas del Ministerio de Salud de la Nación, el hospital revalidó su acreditación como institución Amiga del Niño y de la Madre, poniendo de relieve la política sanitaria que estimule la lactancia materna.

Este programa es impulsado por la UNICEF y la Organización Mundial de la Salud para implementar prácticas que protejan, promuevan y apoyen la lactancia materna. Y presta especial atención a la permanencia de una cultura que la promocione desde el momento en que la mujer embarazada llega para su primer control.

La directora del Hospital, Ana Senesi, destacó el esfuerzo permanente que realiza la institución en cuanto a formación y capacitación de todo el personal. “Habíamos recibido esta certificación en 2006 y cada 10 años se realizan evaluaciones para ver cómo sigue. En nuestro caso nos tocó el año pasado y nos informaron recientemente que habíamos conseguido nuestro objetivo”, puntualizó.

Daniela Fernández, nutricionista, y Alicia Pedrón, neonatóloga, las dos integrantes del Comité Materno-Infanto-Juvenil de la institución, detallaron los 10 puntos que se evalúan para recibir la certificación de la OMS y de la UNICEF:

 

  • Tener una política de lactancia materna escrita que sea periódicamente comunicada a todo el personal;

 

  • Facilitar a todo el personal de salud la capacitación necesaria para implementarla;

 

  • Informar a todas las embarazadas sobre los beneficios y el manejo de la lactancia materna;

 

  • Ayudar a las madres a iniciar la lactancia durante la media hora posterior al parto;

 

  • Mostrar a las madres cómo amamantar y cómo mantener la lactancia aun en caso de separación de sus bebés;

 

  • No dar al recién nacido ningún alimento o líquido que no sea leche materna, a no ser que esté médicamente indicado;

 

  • Practicar el alojamiento conjunto: permitir que las madres y sus recién nacidos puedan permanecer juntos las 220 horas del día;

 

  • Alentar la lactancia materna a demanda;

 

  • No dar tetinas, chupetes u otros objetos artificiales para succión a los bebés que están siendo amamantados;

 

  • Promover la creación de grupos de apoyo a la lactancia materna y referir a las madres a estos grupos en el momento del alta hospitalaria.

 

Fernández y Pedrón resaltaron que esta política de promoción de la lactancia se sostiene por una cultura institucional que incluye la capacitación del personal y una homogeneidad en las prácticas en los distintos ámbitos.

La iniciativa de “Hospitales Amigos del Niño y de la Madre” fue puesta en marcha en 1991 por la Organización Mundial de la Salud y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), y su finalidad es ofrecer a los centros sanitarios un marco para corregir las prácticas que repercuten negativamente en la lactancia materna.

Las instituciones que tienen esta acreditación han podido demostrar una tasa de lactancia exclusivamente materna del 75 % como mínimo al momento de dar el alta a las adres, que cumplen con el Código internacional para la Comercialización de Sucedáneos de la leche materna; y que aplican los “Diez pasos para una Lactancia Exitosa”.