Plan Castello: "Es la discusión del momento y se están logrando los consensos"

El ministro de Gobierno, Luis Di Giácomo, señaló que el Plan Castello "nos trasciende como gobierno" y "está teniendo cada vez más aceptación".

El ministro de Gobierno, Luis Di Giácomo, señaló que el Plan Castello “nos trasciende como gobierno” y “está teniendo cada vez más aceptación”.

 

Dijo que este consenso “ya no sólo es desde el sector político, de los legisladores e intendentes, sino también hay una aceptación de las cámaras de comercio, de las entidades que agrupan a los productores, saben que hay un antes y un después” con estas obras que se proyectan.

Indicó en este sentido que el único plan más estructural “fue el de Salud del exgobernador Mario Franco, pero ya pasaron varias decenas de años, y no hubo hasta el presente la posibilidad de algo tan trascendente en cuanto a obras, a cuestiones energéticas, productivas y demás”.

Señaló que se apunta “a crecer consolidadamente con una presencia del Estado, a eso apuntamos”.

En declaraciones radiales, Di Giácomo expresó que ven como aliados de esta iniciativa del Poder Ejecutivo “a los intendentes, a los legisladores que entienden que la oposición tiene que ser responsable y, en ese sentido, han incluido montones de cuestiones a lo que fue el formato original del Plan Castello y en las que hemos acordado, porque nuestra bandera es el diálogo”.

Informó que en ese marco “hemos incorporado que los fondos vayan a un fideicomiso, que las obras estén explícitas en un anexo de la ley y que haya una comisión de control donde esté la oposición participando”.

Mencionó asimismo que “se han modificado obras en función de los pedidos de los intendentes”.

Aseveró que “el que no apoya esto, desde la política y desde la Legislatura, va a tener que responder por qué dice no; un diputado barilochense cómo va a decir no al Centro de Convenciones o al Polo Tecnológico e Industrial, al igual que uno del Alto Valle respecto a la ruta interurbana 65 reformulada y ampliada para el uso regional”.

Qué legislador se va a oponer a la cantidad de estaciones transformadoras y de líneas de alta tensión que van a modificar la posibilidad en positivo de tener mayor cantidad de áreas de riego y electricidad”, se preguntó.

Concluyó que “son los legisladores que digan no los que tendrán que explicar porque se oponen a estas obras trascendentes”.