https://entejardinbotanico.wixsite.com/entemixtomunicipaljb

Los Jardines Botánicos (JB) son instituciones para que permanezcan en el tiempo y cuentan con espacios para: el mantenimiento de colecciones de plantas ordenadas científicamente, el resguardo de documentación apropiada, el monitoreo de las plantas mantenidas en la colección, la comunicación permanente con el público y el intercambio de información y material con instituciones afines.

San Carlos de Bariloche, mediante el Ente Mixto Municipal Jardín Botánico (EMMJB), integrado por la Municipalidad de San Carlos de Bariloche, el Consejo Municipal, Parques Nacionales, Universidad Nacional de Río Negro, Universidad Nacional Del Comahue, INTA y el Gobierno de Río Negro, ya se encuentran trabajando en el Plan Maestro que dará inicio a la concreción de este espacio público, cuyo objetivo esencial es el de representar el paisaje cultural de la región andino-patagónica en un contexto de interculturalidad y ofrecer diversas oportunidades para aprender acerca de cómo las plantas, la horticultura, los paisajes, la botánica, la ecología y la conservación están en estrecha relación con la historia de los habitantes de una región en la cual se plasma una consmovisión en un contexto histórico-político.

Será un lugar para el aprendizaje y el disfrute de toda la comunidad de Bariloche y de los visitantes, constituyendo en perspectiva un fuerte atractivo para el turismo nacional e internacional. El que se ha convertido en una de las actividades más importantes del país y de la región, impactando no sólo en el propio sector económico sino también en otros sectores cuando promueve la calidad de vida de los habitantes en el marco del cuidado del ambiente y sus activos naturales.

Basados en el concepto de interculturalidad que caracteriza la identidad de nuestro territorio, el Jardín Botánico tendrá un área de distribución Kultrun. La misma esta proyectada para la Plaza del Mallín, en el Jardín de los Pueblos Originarios (con sus plantas medicinales), en el Jardín de los Pioneros, en los senderos interpretativos etnobotánicos, y en paseo de la memoria. Lugares éstos que serán disparadores para que el visitante no sólo observe las diferentes zonas fitogeográficas de una manera técnica y concreta, sino también sentirse parte de la historia en su recorrido natural. Las actividades programadas que se desarrollarán en los diferentes espacios de este predio acompañarán esta mirada.

Entre sus lineamientos se encuentran, la conservación y la investigación, en busca de que éste sea un sitio clave en Bariloche para la conservación de especies raras, amenazadas o en peligro de extinción y la educación sobre las mismas. La educación ambiental y transferencia, será otro de los ejes de trabajo, ya que proporcionará un fuerte apoyo al sector educativo, el cual demanda la necesidad de espacios para la educación ambiental. Por último, se ha pensado en las actividades culturales, transformando este lugar en un Centro Cultural. Se propone construir salas y un anfiteatro semi-cubierto para conciertos y otros eventos relacionados con otras discuplinas. Las actividades culturales se vincularán, preferentemente con las plantas, los ecosistemas, los paisajes y la naturaleza en sentido amplio. Se preveen espacios para la recreación, así como eventos culturales al aire libre y diferentes actividades a generar en los circuitos y espacios etnobotánicos.

En este contecto, el Jardín Botánico se incorpora como destino turístico en el marco del plan estratégico de turismo, diseñado para la ciudad de San Carlos de Bariloche.

El Jardín Botánico de Bariloche ya cuenta con una superficie de más de 12 hectáreas, ubicadas entre las calles Pasaje Gutierrez, Quintral, Brown y Paraná, a lo que debe sumarse la Plaza del Mallín, ubicada entre las calles Anasagasti, Quaglia, 25 de mayo y Mortales de esta ciudad.