Un poco de historia….

      Lo que hoy es el IDEVI, Instituto de Desarrollo del Valle Inferior, que hoy contiene alrededor de 24.000 ha., setenta años atrás era una gran laguna (Laguna del Juncal), con islotes y juncos.
      Esta laguna se encontraba paralela al río Negro, entre la cuchilla y la línea de la ribera en la que se encuentra la ciudad de Viedma, y desde San Javier hasta el Balneario El Cóndor.
      Se extendía a lo largo de 60 km..y en verano llegaba abarcar una superficie de
154.300 metros cuadrados, equivalente a 15.000/40.000 ha., según la época del año.
    Las inundaciones sufridas en la población eran constantes, y en 1899 la conocida “gran inundación” afectó a todos los poblados existentes sobre la margen del río, por otro lado también se vivían intensas sequías en otras épocas del año.
     Debido a estas circunstancias, la producción agropecuaria del valle Inferior era escasa y sólo se cultivaban algunas variedades, era básicamente producción ganadera ovina y bovina del tipo criollo y quintas familiares. Se manifestaba en los pobladores una necesidad imperante de un proyecto para finalizar con estos problemas.
     Entre 1927 y 1928 comenzaron a cerrarse los boquetes que alimentaban la laguna, así se convirtió en un valle desecado, el paso siguiente sería el riego sistemático, para poder utilizar esas tierras para la agricultura.
     Durante el primer Gobierno provincial del Doctor Castello se formuló el Plan de Desarrollo del Valle Inferior, básicamente se buscaba lograr la sistematización del riego y se realizaron estudios para analizar las pautas de su desarrollo.
     La empresa nacional de Agua y Energía Eléctrica se encontraba construyendo el sistema primario y secundario de riego, obras que concluyen en 1963 con 90 km. de canal principal.
    En 1960 se presenta el estudio de Desarrollo Agrícola del Valle Inferior, realizado por la firma Italconsult S.A, el cual identificaba:

• Reconocimiento de suelos de 80.000 ha.
• Definiciones climatológicas e hidrológicas del área.
• Lineamientos básicos de producción.
• asentamiento de colonos.
• Evaluación económica.
• Financiamiento.
• Recomendación de la creación de una autoridad para conducir en forma ordenada y coordinada la acción de diversos sectores que deben intervenir en el problema.

   Luego, aparece en escena el Banco Interamericano de Desarrollo para dar lugar al crédito y se propone canalizar el préstamo a través de una entidad autárquica que conduzca el plan, así en 1961 el Gobierno provincial sanciona la ley 200, creando el Instituto de Desarrollo del Valle Inferior (IDEVI) como persona de derecho público y privado.
El IDEVI contrata con el programa de Naciones Unidas (FAO) el "Estudio de Habilitación de Tierras en el Valle de Viedma", y se requirió un equipo interdisciplinario de expertos reunidos en distintas partes del mundo, así comienza a formularse el proyecto ejecutivo del plan correspondiente a la 1ª etapa.

   El proyecto se divide en tres etapas, las cuales se subdividen en subzonas, de este a Oeste con respectivas redes de riego, drenaje, nivelación, servicios y viviendas prediales.
Las obras comienzan en 1967, y la primera etapa culminó en 1973, la misma abarcó una superficie bruta de 8.345 hectáreas, parcelada en 113 chacras frutihortícolas, 13 tamberas y 43 ganaderas. La entrega era efectuada en condiciones de radicación y producción inmediata.
   La segunda etapa fue adjudicada parcialmente en 1975 y finalizó el proceso en 1979, abarcó una superficie bruta de 13.350 hectáreas, parceladas en 282 chacras frutihortícolas, 8 tamberas y 33 ganaderas.
   La tercera etapa, actualmente en proyecto abarca 21.600 hectáreas, quedando 17.630 netas de riego, fraccionadas en 170 parcelas, que se destinarán totalmente a ganadería y cerialicultura.